Volver a Blog

La bici en la ciudad

Uso de la bicicleta en la ciudad

Los viernes en bici

Los viernes en bici

En Limonium Canarias estamos inmersos en diferentes proyectos para el fomento de la movilidad urbana sostenible (especialmente el uso de la bici en la ciudad), como son los viernes en bici, las fiestas de la bicicleta, cursos de movilidad sostenible…

Además, teniendo en cuenta la proximidad de las navidades, quizás pienses que es momento de comprar o empezar a usar tu bici como medio de transporte o de recreación tanto en la ciudad como en el campo.

El uso habitual de la bicicleta favorece la movilidad urbana, disminuye el estrés, mejora tu salud y calidad de vida, mejora nuestro caracter, alegría… Vivimos en una ciudad con un clima ideal para el uso de la bicicleta, sin grandes desniveles (en la ciudad baja) y que cada vez cuenta con mejores equipamientos como el servicio de préstamo de bicicletas urbanas, los carriles bici, las vías preferentes…

Por eso te queremos contar lo que creemos que es más importante para ayudarte a decidir qué tipo de bicicleta quieres utilizar, cómo cuidarla, cómo circular con seguridad…

Datos de interés

  • La primera bicicleta se inventó en el siglo XIX. Desde entonces ha sufrido una enorme revolución.
  • En ciudades como Copenhague, el 40% de la problación se desplaza en bicicleta como principal medio de transporte (y allí no tienen la suerte de tener un clima como el que disfrutamos en Gran Canaria)

Qué bici comprar

La elección del tipo de bicicleta que necesitas depende de varios factores, pero sobre todo del uso que le pienses dar. Podemos diferenciar estos tipos de bicicletas:

  • Bicicleta urbana: dentro de este grupo encontramos diferentes bicicletas con equipamientos adaptados al uso que les queramos dar, pudiendo variar en una gama que va desde el uso recreativo al transporte habitual.
  • Bicicleta de montaña (BTT): Se utilizan sobre todo para la actividad recreativa y deporte por todo tipo de terrenos. Están especialmente adaptadas para terrenos irregulares, pendientes y para ir en tierra. Este tipo de bicicleta se puede adaptar para realizar un uso urbano con gran comodidad y satisfacción (por ejemplo añadiendo una baca, luces, timbre…).
  • Bicicleta plegable: Son bicicletas muy útiles para aquellos que no disponen de un gran espacio de almacenamiento e ideales para desplazamientos urbanos intermodales.
  • Bicicleta de carretera: Son bicicletas diseñadas para pedalear durante periodos largos en carretera, con un diseño muy aerodinámico y gran ligereza que las hacen ideales para el deporte y la competición.
  • Bicicleta eléctrica: Es una tendencia novedosa que puede configurar el futuro de la bicicleta en la ciudad. Son bicicletas con asistencia a la pedalada. Se recargan con electricidad y nos aporta un extra de fuerza a cada una de nuestras pedaladas, con lo que el desplazamiento es muy confortable y el esfuerzo mínimo. Por contra aún son bastante caras y pesadas.
  • Bicicletas infantiles – juveniles: son bicicletas diseñadas para niños (3-12 años). Aunque se conciban como juguete, deberían contar con algunos elementos de seguridad como son cubrecadena, timbre, protectores en el manillar…

 A tener en cuenta

  • Cuadro: existen diferentes materiales para el cuadro de una bicicleta. El cuadro de acero es más pesado, pero también es más económico y, en caso de rotura, tiene un arreglo más sencillo. Los cuadros de aluminio (los más extendidos en la actualidad) son más ligeros, aunque a cambio son más caros. También podemos encontrar cuadros de carbono, más caros, pero más ligeros y con mejores prestaciones.
  • Cambios de marcha: es importante manejar con facilidad el cambio de marchas, para conseguir mantener un ritmo de pedaleo cómodo independientemente del tipo de terreno por el que circulemos. Si sólo vamos a utilizar la bicicleta en terrenos pavimentados y con poca pendiente podemos utilizar un modelo con pocas velocidades, pero normalmente es más funcional una bicicleta con 21 – 27 cambios, ya que nos permitirá afrontar pendientes y terrenos irregulares con mayor solvencia. Existen dos tipos de cambios: uno externo, que se reconoce con facilidad ya que se hace por medio de 2-3 platos y varios piñones, y el interno, más usual en las bicicletas urbanas.
  • Frenos: Existen dos sistemas principales, de zapata o de disco. Los de zapata son más económicos y de fácil mantenimiento. Los de disco son más efectivos, especialmente en un uso intenso.
  • Cubiertas: Debemos elegir el tipo de cubiertas que más se adapte a nuestro uso de la bicicleta. Las lisas (slick) se utilizan especialmente en bicicletas de carretera, son muy livianas y permiten grandes velocidades, a costa de un menor agarre si el piso está mojado. Las mixtas son ideales para un uso urbano o mixto, ya que permiten un mejor agarre en terrenos mojados a cambio de perder velocidad. Las cubiertas con “tacos” son las ideales para terrenos irregulares y/o húmedos, son las que suelen “montar” las bicicletas de montaña (BTT).
  • Elegir un sillín cómodo: debemos tener en cuenta que existen modelos de sillín diseñados especialmente para hombres y otros modelos para mujeres. En bicicletas urbanas daremos prioridad a la comodidad y el confort, en un uso más deportivo priorizamos el peso. La altura del sillín debe ser la que nos permita, una vez sentados, tener la pierna apoyada en el pedal en una posición de semiflexión cuando está en el nivel más bajo (cerca del suelo).
  • Suspensiones: en las bicicletas de montaña es un elemento insustituible, que nos dará confor y seguridad en nuestros desplazamientos.
  • Elementos auxiliares: según el uso podemos requerir elementos auxiliares como pueden ser: portaobjetos (delantero o trasero), burra, guardabarros, espejos laterales, herramientas, botellines de agua, cadena de seguridad…
  • Y por supuesto, equiparnos con todos los elementos de protección y seguridad que requiramos: casco, luces (delantera y trasera), timbre, ropas adecuadas y con bandas reflectantes…

Mantenimiento básico

Hemos de ser conscientes que un adecuado mantenimiento redundará en una conducción más confortable, segura y en una mayor duración de nuestra bicicleta. Al menos deberíamos tener en cuenta:

  • Limpieza general de la bicicleta (eliminar restos de barro y suciedad especialmente en la zona de la cadena, frenos y cambios.
  • Comprobar el sistema de frenos: desgastes, desajustes, alineación…
  • Limpieza y engrase de la cadena y sistema de transmisión (platos, piñones, desviadores…)

Consejos de seguridad

  • Adecúa tu velocidad al tipo de vía en el que te desplaces, con especial atención al resto de usuarios (vehículos a motor, peatones…)
  • Respeta las normas de tráfico. Somos un vehículo más y, como tal, solo podemos utilizar las vías previstas para ello (no las aceras ni pasos de peatones)
  • Busca una ruta segura, si es posible utiliza los carriles bici y las vías preferentes para bicicletas.
  • En vías urbanas circula por el carril derecho, indicando las maniobras con los brazos. Ten especial cuidado con los carriles de incorporación y cruces. Ten siempre a punto los frenos ya que el comportamiento de los coches puede ser imprevisible y las bicicletas siempre llevamos las de perder en un accidente.
  • No circules muy cerca de los vehículos aparcados, ya que pueden abrir la puerta. Es mejor circular por el centro del carril. Seamos conscientes de que el resto de vehículos tendrá que ajustar su velocidad a la nuestra y sólo nos pueden adelantar si dejan una distancia lateral de 1,5 metros.
  • Hazte visible: si circulas en horarios con poca visibilidad utiliza luz delantera blanca y trasera roja y ropa con elementos reflectantes.
  • No circules con auriculares ni bajo los efectos de alcohol o drogas.
  • Utiliza el timbre para hacerte notar ante los peatones que no te oyen.
  • Utiliza el casco y prendas reflectantes por seguridad. En ciudad no es obligatorio, pero sí es recomendable.

Cómo iniciarse

Tanto si nunca has aprendido a montar en bici, como si eres un conductor habitual pero deseas mejorar y actualizar tus conocimientos, te recomendamos que participes en las actividades que organizamos con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en las que podrás aprender a montar en bici, realizar una conducción segura y responsable en la ciudad, conocer las principales nociones sobre el mantenimiento de la bicicleta, aprender a regularla… y compartir estupendos momentos con un grupo muy divertido y participativo.

Si lo que te gusta es disfrutar de bonitas rutas en BTT y quieres que Limonium Canarias te organice una actividad para tu grupo de amigos (incluso combinándola con otras como orientación, ruta de aventura, GPS…), contacta con nosotros y pídenos un presupuesto personalizado.